5 Hacks para cambiar tus hábitos no productivos

Si quieres cambiar los resultados no hagas siempre lo mismo, dice el científico Albert Einstein, y se oye muy bonito, pero ¡qué difícil es pasar del dicho al hecho!

Uno de los retos más grandes que he tenido en miproceso de emprendimiento (y en la vida en general) es sustituir los malos hábitos por hábitos productivos; y más que comenzar, lo difícil ha sido mantenerlos.

Pepín Corripio, un gran empresario dominicano dijo en una conferencia hace poco que todo negocio está destinado a la quiebra a menos que el dueño lo impida, y he notado que esto no sólo funciona de así con los negocios, sino también con todo en la vida. En resumen “Si no le prestas atención, terminará deteriorandose”.

Toda mi vida he estado batallando con mis hábitos no productivos, y me refiero con ésto a las acciones que estoy acostumbrada a hacer (porque me gusta o es más fácil), pero que no traen ningún beneficio a mi vida y no me acercan a donde quiero llegar. En psicología, el hábito es cualquier comportamiento repetido regularmente, que requiere de un pequeño o ningún raciocinio y es aprendido, más que innato.

Si perteneces al grupo de personas que siempre dice empezará la dieta el lunes o que dedicaras  20 minutos diarios a leer, y ese lunes nunca llega, permíteme decirte que si deseas convertirte en una persona de éxito, tus hábitos son algo que debes vigilar muy de cerca, ya que es el pequeño paso que  separa lo que eres de lo que quieres ser y como ésta es una realidad personal para mí, me dediqué a hacer una pequeña investigación sobre los “hacks” que podría utilizar para hacer el cambio menos complicado; en el proceso descubrí algunos trucos que desde hoy usaré para sustituir mis hábitos no productivos y pueden serte útiles también.Imagen de www.taringa.net

  1. Consigue un motivo

No hay nada que puedas lograr en tu vida sin antes tener una fuerte razón para ello. Me explico. Cada decisión o cambio importante en tu vida ha sido provocado por una razón o deseo inicial que como consecuencia trajo el cambio y éste caso, por pequeño que sea, no debe ser la excepción.

Así que dedícate unos minutos a visualizar tu vida con ese hábito ya incluido en ella, y los cambios positivos que creas éste pueda generar. Eso te dará una idea a la cual apegarte cuando sientas que quieres rendirte.

  1. Asegúrate de que realmente lo quieres hacer

Si, leíste bien. Muchas veces empezamos a hacer las cosas por hacerlas, porque en teoría sabemos que nos hace bien o que nos conviene, pero en realidad no queremos cambiar.

Por ejemplo, en todos los libros de éxito te recomiendan levantarte temprano, pero a mí no me gusta, no estoy diciendo que está bien, simplemente que no me gusta; el punto es que ese pequeñito detalle se está interponiendo entre mi progreso y yo por el simple hecho de que estoy desperdiciando mucho tiempo que pudiera estar usando para cosas productivas.

Ya entiendes? Mírate al espejo y sinceramente pregúntate a ti mismo si quieres cambiar, si tus motivos son los suficientemente fuertes como para sacarte de tu zona de confort, para que de esta forma pongas tus cosas claras desde el principio y ahorres tiempo y energía, cualquiera que sea tu respuesta.

  1. Descubre qué lo provoca

Eso sí que es un hack! Descubre que te causa hacer o no hacer, eso que tanto quieres eliminar de tu rutina. De ésta forma puedes empezar modificando simplemente eso y probablemente el hábito se disuelva solo.

Pero te advierto, tal vez encuentres cosas sobre las cuales no vas a tener control, y si eso pasa respira profundo y busca otra solución, lo positivo de ésto es que siempre encontrarás la solución si estás dispuesto a buscar en el lugar correcto.

Si hablas inglés, el e-book Habit Triggers de Romuald Andrade, puede servirte de gran ayuda.

  1. Diseña un plan

Por razones muy obvias. Estamos hablando de encontrar un camino más sencillo para  cambiar los hábitos y por regla general, todo es más sencillo si tienes un plan.

En el blog Habitualmente encontraras planes muy sencillos que puedes seguir e incluso métodos para crear tu propio plan de acción con cada una de las conductas que quieres cambiar. Este blog se dedica única y exclusivamente al cambio positivo de hábitos y también tiene archivos descargables que puedes usar para llevar un registro de tu progreso, o en cualquier caso, de que te está impidiendo incluir esa costumbre en tu vida.

  1. 21+45

Maxwell Maltz, un cirujano plástico de los años 50’s, comprobó que tras una cirugía plástica, los pacientes tardaban, más o menos 21 días para acostumbrarse a su nuevo o renovado aspecto. Martha Ramírez, especialista en Programación Neurolingüística, secunda ésta teoría diciendo “Cuando yo trabajo durante 21 días sobre algo que quiero cambiar en mí logro hacerlo porque cada 21 días regeneramos células y las células nuevas vienen grabadas con la información adquirida”, menciona.  También estudios neurológicos han probado, mediante experimentos, que los patrones neuronales pueden ser cambiados repitiendo un buen hábito durante 21 días seguidos en el mismo horario.

Hasta aquí estamos claros con que, científicamente, necesitamos de 21 días de acción seguida para lograr incorporar un hábito en nuestro diario vivir. Ahora, son 21 días suficientes como para que esto se convierta realmente en parte de nuestra vida?

La respuesta es NO

El University College de Londres ha hecho un estudio que prueba que “son necesarios 66 días (21+45) para que se cree un hábito que dure por años”. Según el estudio esto prueba que “si durante ese número de días repites algo cada día en la misma situación, se convierte en una reacción automática ante dicha situación. Algo que me llamó la atención de este artículo publicado en la revista European Journal of Social Psychology, es que luego de que logres este reto, no será necesaria mucha voluntad  de tu parte para llevar esta acción a cabo, pues el punto de este ejercicio es crear un hábito automático.

De acuerdo al blog Habitualmente, es importante lleves un registro de tu proceso y que evalúes tu progreso cada 21 días, eso te motivará si lo has hecho todos los días  o en caso de que no, puedes verificar donde estas fallando, o que te está faltando para hacer de este habito parte de ti.

Creo que también podrían venirte bien los consejos de William James, padre de la psicología moderna, pues en uno de sus estudios, dedicado especialmente a los hábitos el nos dice que hay 4 cosas debes tener en cuenta para modificar un habito y estas son Determinación, Disciplina, Motivación e iniciativa

Imagen de www.fool.com

Cambiar o incluir un hábito en tu rutina es totalmente posible, dicen los científicos, ahora es tu turno de probarlo. Empieza con algo pequeño, como leer 10 minutos todos los días o levantarte con la primera alarma, todo es posible si pones el suficiente empeño. Yo misma ya empecé.

Nota

Si fallas un solo día debes empezar desde el principio.

Referencias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s